Haga Cálculos Para No Cocinar De Más

haga cálculos para no cocinar de más

“Haga Cálculos Para No Cocinar De Más”

Piense en quienes vendrán esa noche.

El tío Juan come por dos, pero la abuela come como un pajarito. Los chicos juegan, tiran cañitas voladores y generalmente comen poco.

Además es necesario saber cuánta variedad de platos va a preparar: no es lo mismo calcular las porciones cuando se habla de un menú de tres pasos (entrada, plato principal y postre) a preparar uno tipo buffet con diversidad de entradas, ensaladas, platos fríos de todo tipo.

En el último caso, las porciones serán más chicas, porque la oferta es mayor. Si algún pariente se ofrece a traer algo no descarte la idea, pero tenga pensado qué va a preparar usted y oriéntelo en lo que tiene que traer. De lo contrario corre el riesgo de comer matambre con ensalada rusa hasta Año Nuevo… Piense también en la vajilla, si le alcanza o no. Y asegúrese que si le prestan sea irrompible o reemplazable. No puede sufrir toda la noche viendo peligrar la copa de cristal de su cuñada.